Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Martin Guzman hace 3 años, 4 meses.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1411

    Moderador

    Es imposible saber que paso por la cabeza de julio cuando se cerró la puerta luego de que su tía, único familiar que le queda vivo le dijera que se fuera de su casa. Casa en la que julio nació y creció pero que al morir sus padres en aquel terrible accidente compartía con su tía Cristina.

    Que haré ahora? Fue lo que dijo julio en voz baja y con los ojos aguados.

    Ring, ring, ring. Dios mío donde estará Esteban? Por qué no responde el teléfono? Creo que mejor paso por su casa el me ayudará, él me quiere.

    Toc, Toc, la puerta se abre, OH y por qué Esteban habrá dejado la puerta abierta? Quizás salió a comprar algo, lo esperare dentro.

    Ah sí bebe, así más, se escuchaba desde la habitación principal.

    Pero que está pasando aquí? Mejor voy a ver!

    Julio no podía creer lo que vio cuando entro en la habitación, Esteban y su mejor amigo Carlos.

    Pero como es posible? Dijo Julio

    Esteban: espera amor no es lo que piensas.
    Julio: a no, no hay nada que pensar, ya lo visto todo y tu diseque mi mejor amigo y mira lo que me haces, desde cuando están con esto? DESDE CUANDO? acaso cuando me aconsejabas que dejara a Esteban era por esto? Cuando decías que me era infiel y yo no te creí? Dime Carlos.

    Carlos: creo que mejor me voy resuelvan su problemas ustedes.

    Julio: no tú no te vas porque también eres parte de este maldito problema, yo que pensé que me querías Esteban, sabes todo lo que he sacrificado por ti? Me he enfrentado a mi familia a todo el mundo por ti, y así es que me pagas?

    Esteban: excúsame es que él ha sido el que me decía que yo le gustaba y que tú estabas con otros y por eso lo hice, además que tanto es que tu jode? Ya paso, y ya.

    No te preocupes, desapareceré de tu vida, dijo julio con los ojos llenos de lágrimas y se fue.

    Dios mío que haré? Pregunto julio mirando hacia el cielo.

    Pero claro, mi madrina me va a ayudar, pero es un poco tarde para ir allá, ese marido de ella es medio jodon, pero si no voy, donde dormiré? No tengo a nadie más. Hay mami y papi si estuviera aquí, creo que solo ustedes me entendían. Bueno iré donde madrina.

    Toc! Toc! Toc!

    Quién? Dijo una voz femenina.

    Es julio el ahijado de Lucia.

    De quién? Pregunto otra vez la voz femenina.

    De lucia repitó Julio.

    En eso una señora habré la puerta y le dice: pero mi hijo hace dos años que esa mujer se mudó para la capital.

    En ese momento julio vio como se le juntaron el cielo y la tierra, y ante tanta impotencia se desmayó.

    Muchacho, muchacho, fue lo que escuchaba julio mientras despertaba y veía a su alrededor varios muchachitos y al esposo de la voz femenina.

    Pero mijo, que susto tú me a dao, Robeito, Robeito, trae la paila con agua.

    Dónde estoy? Pregunto Julio mientras se reponía.

    Yo soy Laura, mijo pero a ti te dio un vaina, caíste como un pollo, que es lo que te pasa? Tu estas enfermo?

    Ah ya se dijo Julio, vine buscando a mi madrina.

    Si pero ella ya no vive aquí dijo Roberto uno de los hijos de Laura.

    Y ese no es el hijo de los que se sacaron la loto? Dijo el esposo de Lucia.

    Julito? Pregunto Lucia.

    A los que julio asentó con la cabeza.

    Ah por eso es que no sabes que tu madrina no vive aquí, porque tus padres, ni tu volvieron por el barrio después de que se hicieron ricos, dijo Rafael esposo de Lucia.

    Pero es que necesito encontrarla, mis padres murieron y mi tía me boto de la casa, no tengo donde ir, dijo julio.

    Bueno yo tengo el teléfono de ella en la capital, si tú quieres la puedo llamar por la mañana. Dijo lucia

    Mama, po que se quede aquí esta noche, porque usted no va a sacar a ese muchacho a mal pasar pa la calle dijo Antonio el hijo mayor de Lucia, hijo que había tenido con un alemán que conoció en su juventud. Un mulato de 6.1 de estatura capas de volver loco a cualquiera, pelotero de unos ojos marrones preciosos y un cuerpo ligeramente musculoso por los deportes.

    Lucia inmediatamente acepto y sus esposo aunque un poco quillao por lo incomodo de tener a alguien más en una casa tan pequeña también acepto.

    Bueno… po que duerma con Antonio en la habitación de atrás, y Robeitico que duerma con leandra en la habitación de Antonio que tiene una sola cama.

    Miguel asentó con la cabeza, al final ya no le quedaban opciones después de vivir como un rey tenía que conformarse con compartir la cama con otro chico, que aunque estaba muy bueno al final significaba dormir apretado.

    Miguel luego de darse una ducha, si es que se le puede llamar así a echarse agua de una cubeta en el callejón se dirigió al cuarto de Antonio fue el único momento en el que pudo pensar en su nueva situación, estaba solo, ya que Antonio se había quedado viendo televisión en la salita de aquella pequeña casa.

    Pasadas las 1:30 a.m. Miguel ve interrumpido su sueño cuando Antonio entra a la habitación y pone el pestillo en la puerta, Miguel hace como que sigue durmiendo mientras Antonio se ponía cómodo para dormir.

    Antonio: Estas despierto?

    Antonio: Hey papa estas despierto?

    Miguel: ah que paso?

    Antonio: Diablos manin te perdiste de una perra que casi se le veía to en lo Prohibido de Vikiana.

    Miguel: ah sí? Qué bien! Po duérmete ya.

    Antonio: Hasta se me paro el guebo.

    Miguel: Suéltame en banda con esos cueros. Lo que quiero es dormir.

    Antonio: Tu como que eres medio raro.

    Miguel sintió un escalofrío en el estómago, nunca antes alguien le había puesto en evidencia, miles de preguntas pasaron por su cabeza, y es que ya estaba en una situación difícil y quizás si este se daba cuenta de que es gay lo podían botar para la calle.

    Miguel: Eh! no tu estás loco? Es solo que tengo sueño, estoy cansado.

    Antonio: No papa, tu eres maricon, conozco a los maricones de lejos.

    Miguel: Ah, pero si lo conoces es porque seguro ti también lo eres

    Antonio: Mire mamaguebo no se pase, que yo no soy de ahí, tu si eres de ahí, me di cuenta desde que te vi.

    Miguel súper asustado no sabía que hacer, sabía que la situación era tensa y Antonio cada vez subía más la voz.

    Miguel: por favor habla al paso que te van a oír.

    Antonio: Ah no quieres que nos oigan porque si eres un mariconazo. Si no quieres que siga hablando y que te saquen de aquí tú me vas a tener que sacar toa esta leche.

    Miguel volvió a sentir escalofríos, no podía creer lo que escuchaba.

    Miguel: Mira viejo yo nunca he hecho eso, si lo admito soy bi, so me gustan los hombres, pero las mujeres más. Nunca he mamado, ni me lo han metido soy yo el que lo mete siempre.

    Antonio: jajajaja cuando tuviste tu ultima novia?

    Miguel: Hace 3 años.

    Antonio: y novio?

    Miguel: acabo de terminar con él.

    Antonio: po usted es un mariconazo guillao de Bi y usted va a mamar, y va a mamar bien, si no haré un paquete de que me lo estabas agarrando. Ven mama mira que ya está parao.

    Antonio se había sacado aquel descomunal guebo que tenía, Miguel no podía creer que hubiera gutos tan grandes. Antonio se paró y se puso encima del pecho de Miguel, obligándolo a metérselo en la boca.

    No le cabía, Miguel tenía que empujarlo para poder respirar, y es que casi 10 pulgadas de guebo debe ser mucho para una persona que nunca había mamado.

    Antonio: oye papa si me vuelves a pegar los dientes te daré tu galleta. Traga cono que eso es lo que yo quería que un pájaro me lo mamara hoy, mira como esta esa Ñema que parece que va a explotar.

    Miguel ya se estaba acostumbrando a tener tremendo sable en la boca y entendió que no le quedaba más opciones que complacer a ese macho que solo quería placer. Miguel comenzó a mover la cabeza y a chupar cada vez más ese tremendo guebo.

    Antonio se tiro bocarriba para que Miguel siguiera mamándoselo, en ese momento fue que miguel se dio cuenta y se dio cuenta que Antonio estaba buenísimo, quizás porque nunca tuvo nunca la malicia que otros jóvenes de su edad tienen o simplemente por estar pensando en sus problemas. Ahí fue cuando Antonio era todo un semental, con piernas fuertes típicos de de esos muchachos que se pasan el día jugando pelota, corriendo de un lado para otro, tenía unos preciosos ojos azules y du abdomen era tan plano y duro que le formaban unas perfectas ingles que calentaron más a Miguel.

    Miguel comenzó a mamar frenéticamente, y eso que no eras maricon le -dijo Antonio en un momento en que la que la tenía en la punta.

    Ahora te lo voy a meter -dijo Antonio con un tono ya más calmado.

    Miguel: No papa eso no, nunca me lo han metido.

    Antonio agarro a Miguel por el cuello para tomar control de él, lo tiro en la cama bocabajo y con un tono muy amenazador le dijo:

    Po si eres virgen ahora mismo te voy a hacer mujer, porque este guebo necesita un toto donde vaciarse.

    Antonio agarro los bóxer de Miguel y de un jalón los desgarro en la parte de las nalgas, Miguel se resistía y trataba de soltarse, pero era inútil Antonio era un muchacho atlético que a parte de jugar pelota iba al gimnasio, por lo que tenía grandes músculos y tenía bajo su control toda la situación.

    Antonio se subió enzima de Miguel y empezó a sobar su enorme guebo por las nalgas de Miguel, Miguel sentía como su una braza de leña le pasaba por las nalgas. El macho estaba muy excitado y Miguel no podía creer que sería violado por un chico que ni conocía.

    Una vez Antonio se cansó de sobar su guebo por las nalgas de miguel se dispuso a metérselo, le soltó la boca, porque sabía que necesitaría sus dos manos para hacer lo que quería, pero no sin antes amenazarle diciéndole que lo golpearía si hacia cualquier escándalo.

    Antonio: mira maricon yo se que tu quieres, porque todos los maricones lo que quieren es un guebo en su culo.

    Miguel: por favor no lo hagas, te lo ruego.

    Antoniole escupío el culo a Miguel y fue en ese momento en que Miguel se dio cuenta que seria inminente que el lo comiera. Antonio coloco su guebo en la puerta del ulo de Miguel y empujo hasta que entro la cabeza, Miguel forcejeo y logro sacarlo, pero Antonio se molesto mas y se lo volvió a encajar todo de un solo empujón, Miguel mordío la almohada y se desmayo por un momento, Antonio continuo envistiendo como un animal a Miguel.

    Pasados unos segundos Miguel recupero el conocimiento y trato de forzar para que Antonio se lo sacara a lo que este respondió dándole un trompón y diciéndole:

    Por que te quejas si quedo pila de guebo fuera porque no te cabe mas.

    Miguel no lo podía creer, estaba siendo cojido como una mujer y sin poder hacer nada, en cada envestida sentís como si se le desgarrara el culo o si se lo fuera partir el dos.

    Antonio tenía como 20 minutos cogiendo a Miguel, ya Miguel había dejado de sentir dolor y empezaba a darse que cuenta que ya que estaba ahí mejor aprovechaba y disfrutaba la situación, Miguel empezó a mover el culo y Antonio se dio cuenta de que ya Miguel empezaba a disfrutar de su guebon.

    Así perrita, eso es lo que tienes que hacer para sacarle esta leche que va a ser toda tuya, mueveme ese culo -decía Antonio mientras envestía cada vez mas duro el culito virgen de Miguel.

    Miguel fue subiendo hasta ponerse en 4 dándole aun mas el contro a Antonio de poder romperle todo lo que quisiera sin problemas lo cual Antonio aprovecho agarrandolo por la cintura y tratando de meterte las pulgadas de huevos que ya no cabían.

    Miguel seguía moviendo dándole placer a aquel macho que lo cojia cada vez mas duro y le decía traces como: Eso es maldita perra muevete, sacame esa leche.

    Antonio que no aguantaba mas arrojo chorros y chorros de leches en el culo de Miguel, era tanta leche que salían por los borde del guebo de Antonio mientras el seguía dándole mas y mas, Miguel sintió como un liquido bien caliente le llenaba el culo, se sentía bien, Antonio seguía cogiendolo lo que hizo que Miguel también se viniera.

    Ambos calleron en la cama cansados, ambos bocaabajo y Antonio todavía con el guebo dentro de Miguel, así se durmieron.

    Miguel acostumbraba a madrugar, por lo que despertó primero, todavía tenía el guebo de Antonio dentro, este macho se había dormido enzima de el y el guebo era tan grande que a pesar de que lo tenía ya bajito no le había salido del culo.

    Antonio despertó con los movimientos de Miguel para salir debajo de el, en la cosina se escuchaba como la madre de Antonio colaba café mientra chismeaba con una vecina.

    Se baño, bebió café, se desayuno, pero llegaba la hora de partir, Miguel sabia que para poder rehacer su vida tenia que llegar a la capital al encuentro de su madrina.

    Antonio fue quien lo acompaño a la parada de la guagua.

    Antonio: Hey maricon no te vas a despedir con un abrazo?

    Miguel: jejeje tu no eres maricon para este abrazando a otro hombre.

    Antonio: bueno pero tu eres mi mujer.

    Miguel lo abrazo y por primera vez sintió, después de su tragedia algo de cariño, lo mas extraño es que lo sintió de la persona que menos pensó.

    Antonio: quizás nos veamos pronto, tengo tu numero.

    Miguel: si quizás, cuidare mucho, y usa condón loquito.

    Miguel subió a su guagua hacia la capital en busca de rehacer su vida, no que nunca imagino es lo que el destino le tenía deparado.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.