Supremacista arrepentido abandona partido neonazi para salir del armario como gay y judío

En los años setenta, Kevin Wilshaw se une al National Front, el partido político británico de extrema derecha, con el objetivo de encontrar la camaradería, llegando a convertirse con 20 años en organizador regional del partido. Después de cuarenta años siendo neonazi, no sólo abandona públicamente el partido a través de una entrevista en Channel…